Los primeros problemas son para Ferrari, capo desmontado y un ejército de personas tapan el coche. pic.twitter.com/tyHHTsOSG9

— Pius Gassó (@piusgasso) February 19, 2020